visiones del mundo

Así lo vimos, así os lo enseñamos.

19 marzo 2007

Fe

Fe"El Cid" se encomienda a su fe antes de que salga el toro. Yo me encomendaría a la fe, a la madre superiora y al mismísimo demonio si hicera falta. ¿Qué tendrá esa medalla que le permite afrontar un riesgo como el que le espera en unos segundos?

1 Comentarios:

At 5:48 p. m., Blogger Manoliño Captura escribió...

Qué miedo, madriña. Yo no salgo ahí ni aunque me bendiga Benito XVI en persona. Aunque si el toro estuviese amarrado de alguna forma, drogado, afeitado y hubiese un guardia civil con el máuser preparado, tal vez sí saliese.

Una cosa está clara, se sea o no taurino, hay que reconocer que estos tíos son unos valientes.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home